Connect with us

Cultura

Marianela Obispo, la defensora del Chamamé

Publicada

el

Fotos: Archivo Facebook Marianela Obispo Acordeonista.

Detrás de un mostrador pero con su acordeona siempre a mano la encontramos a ella, la que hace hablar las ‘dos hileras’ acumulando hoy miles y miles de aplausos en sus recitales virtuales.

Ella es Marianela Obispo, acordeonista por herencia pero también por pasión. “Nunca me imaginé que con una acordeoncita tan chiquita pueda llegar a los corazones de tanta gente” confesó emocionada a 3260.

“Nunca me imaginé que con una acordeoncita tan chiquita pueda llegar a los corazones de tanta gente”

De familia musiquera, Marianela reconoció la sana influencia de sus antepasados. “Con el acordeón comencé a los 7 años incentivada por mi papá” dijo, reconociendo que “él fue el promotor de la rama de músicos de la familia Obispo”.

“Cuando él volvía de viaje -su papá era chofer de Flechabus- se impresionaba porque yo sabía unas notas que iba aprendiendo y así en cada regreso” nos describió subrayando la presencia paterna en la elección de su instrumento predilecto.

Pero además de él, hubo otras raíces que facilitaron el crecimiento de su pasión. “También tengo que destacar la presencia de mi abuelo que siempre me acompañaba a todos los festivales” comentó, agregando además que “la ayuda de mi abuelo y de mi mamá fue fundamental para mí”.

Su padre, impulsor inicial del amor por la música.

Tras un lapso lejos de la música, la acordeonista de Colonia Los Ceibos regresó a los escenarios y comenzó a cosechar el reconocimiento popular e internacional. “Cuando gané el Campeonato Sudamericano en Concepción del Uruguay fui seleccionada para representar a la Argentina en el Mundial de Italia” dijo.

“Ese mismo año -continuó- fui invitada para el EBAFE 2019 de Ballenato Femenino en Colombia, lo que fue una experiencia muy linda e impensada para mí porque yo había dejado la música por un tiempo y esto me hizo ver lo que significaba para mí el acordeón y la música, que era un sentimiento que tenía muy adentro y no lo dejaba salir”.

“Estar en Colombia me hizo ver lo que significaba para mí el acordeón y la música, que era un sentimiento que tenía muy adentro y no lo dejaba salir

Pero el 2020 trajo un virus y la reinvención de muchas actividades. “Tengo una despensa, dos hijos a los que les doy clases, y además hago ‘vivos virtuales’ en mi página de Facebook haciendo lo que tanto me gusta hacer, tocar el acordeón” declaró la mujer de la familia artística.

Incluso con el virus contraído fue nuevamente la música la que “me ayudó a salir porque lo único que hacía era tocar el acordeón”. Ejemplificando esto nos dijo: “Me pongo en un rinconcito a tocar el acordeón y estoy en otro mundo”.

Marianela en pleno show, haciendo lo que más le gusta.

Sigue musiqueando.

Estoy trabajando en un nuevo disco con mis compañeros Francisco Ramírez, Diego Brossard y Osvaldo Marclay, que siempre me ayudan en cualquier peña que haya, y Florencia Castro que me maneja las redes sociales”.

Un nuevo premio.

Recibí una distinción de parte de OBC Producciones de Córdoba por toda la difusión que he dado en las redes defendiendo nuestra cultura”.

Sus sueños como artista.

“La expectativa que tengo de cara al futuro inmediato sería llegar a los mayores festivales como el del Chamamé en Federal o el de Corrientes, a Cosquín… ¿Qué más lindo sería para mí que llevo al Chamamé tan en la sangre?”.

Sabios consejos.

“Le diría a los padres que apoyen a sus hijos, cuando los ven bailar o hacer cualquier música, tocando cualquier tarro, incentivarlos de una buena manera, tratarlos bien, no presionarlos porque para mí lo mejor es que salga de uno, y no dejar de tocar porque la música es felicidad y poder alegrar a las personas”.

Continuar leyendo
Advertisement
Hacer un comentario

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Cultura

Conociendo la Villa San Justo

Publicada

el

Villa San Justo, un pueblo pujante y trabajador con mucha historia por contar. Este es un avance de los datos a los que tuvo acceso la redacción de 3260.

Historia.

Luego del asesinato de Urquiza (1.870) sobrevino una tragedia mayor en Entre Ríos, debido al enfrentamiento de los ejércitos nacionales trasladados a la Provincia en contra de los entrerrianos acaudillados por Ricardo López Jordán.

Los campos quedaron desbastados y abandonados, los hombres se refugiaron en los tupidos montes y en las islas cercanas, y ante tantas adversidades hubo pérdidas de bienes y paralización del trabajo.

Será entonces tres años después cuando se le dio fin a las sangrientas luchas que desbastaron la provincia, asomo la tranquilidad propicia para las realizaciones y las empresas. Una de éstas la constituyo precisamente la formación de una colonia agrícola que impulsara Doña Dolores Costa de Urquiza, esposa del que venció en Caseros.

Los primeros contingentes de colonos comenzaron a llegar a fines de junio de 1874 y fueron alojados en construcciones precarias anexas al Palacio San José, donde debieron esperar hasta la delimitación del terreno y su parcelación en concesiones para comenzar recién a instalarse.

Pese a estas referencias se tomó como fecha de fundación de la colonia los primeros días del mes de septiembre de 1874 cuando la primera familia de colonos tomo posesión de su lote de terreno.

La Villa.

La Colonia llevaba ya doce años de vida cuando contaba con cerca de mil habitantes. En su centro, se había reservado el terreno que seria la plaza, alrededor de la que comenzaban a surgir ciertas casas de negocios y de particulares (Villa). Donde allí concurrían los colonos los días festivos para realizar sus transacciones comerciales y tratar los problemas vinculados con la comunidad. Fue en los momentos en los que se creyó conveniente tramitar por parte de Doña Dolores, la creación de una Municipalidad; que luego de tramites y peticiones nunca llegaría a concretarse.

Cabe mencionar, que la economía de la colonia dependía de las buenas cosechas de trigo y de maíz, como así también de la explotación del ganado vacuno y equino.

Para este entonces la colonia contaba con escuela, una botica, comisaria, herrería, una destilería, panadería, alcaldía y posteriormente el trazado del ferrocarril con la tentativa de la instalación del telégrafo.

El pueblo.

Tres años después (1889) la Señora de Urquiza eleva otra petición al Gobierno de la Provincia. Pedía se declarara la Villa como el pueblo de San Justo que ya se había formado en el centro de la colonia o sea en el lugar del emplazamiento de la plaza que ya llevaba el nombre de General Urquiza.

Presentaba para el caso el plano de traza y subdivisión del pueblo (23 manzanas a ambos lados del Bulevar o camino real) cuya creación había sido autorizada por ley del 03 de Marzo de 1880.

La construcción del templo.

En ningún momento desde los orígenes de la colonia su fundadora abandonó la idea de construir un templo exclusivamente para la colonia, ubicado en su centro para favorecer a todos por igual.

La anunciada visita del Presidente de la República del entonces, Dn. Miguel Juárez Celman a Concepción del Uruguay sirvió para bosquejar el acto de la colocación de la piedra fundamental del proyectado templo.

El 7 de Diciembre de 1887 llega Juárez Celman y se traslada al centro de la Colonia Caseros donde allí cumplió con la ceremonia de colocación de la piedra fundamental de la iglesia, en el cual actuo como padrino.

Finalmente fue deseo de Doña Dolores, efectuar su inauguración el 01 de mayo de 1893, aniversario del Pronunciamiento de Urquiza, donando el altar, candelabros, manteles, la imagen de la Patrona y ornamentos (que aún se conservan).

Fuente: Sitio Web de la Municipalidad de San Justo.

Continuar leyendo

Cultura

Entre Ríos estará presente en los Premios Gardel 2021

Publicada

el

La venidera entrega de los Premios Gardel 2021, que planea realizarse en el próximo mes de Junio, contará con presencia entrerriana ya que dos de sus músicas -una de nacimiento y la otra por residencia- están nominadas entre los mejores discos del año.

Una de ellas es Noelia Recalde. La guitarrista, cantante y productora oriunda de Gualeguaychú e integrante del grupo Triángula competirá por la estatuilla en la categoría “Mejor álbum de folklore alternativo” frente a los consagrados artistas Soledad Pastoruti y Nahuel Pennisi.

La otra es la bonaerense radicada en Paraná Marcia Müller, quien calificó a la terna de “Mejor álbum de chamamé” con su disco “Mujer de chamamé”. Allí competirá mano a mano contra el Chango Spasiuk y Milagrito Gómez.

Los Premios Gardel a la música son entregados por la Cámara Argentina de Productores de Fonogramas y Videogramas (CAPIF) desde el año 1999 reconociendo a las trabajadoras y a los trabajadores de la música nacional.

Continuar leyendo

Cultura

Trabajos en el Mirador del Colegio “Justo José de Urquiza”

Publicada

el

En coordinación con Arquitectura de la Provincia, la Municipalidad dispuso realizar obras para facilitar la llegada al Mirador del Colegio “Justo José de Urquiza”.

Los trabajos, actualmente en ejecución, permitirán recuperar el acceso a la terraza de la torre, con una excepcional vista, a la vez que se recuperará un patrimonio histórico para la ciudad.

Las tareas se realizan en base al proyecto  elaborado por la Coordinación de Planeamiento -y en acuerdo con Arquitectura de la Provincia- y permitirá volver a acceder al Mirador mediante la restauración de la escalera de madera original, que permite llegar a la terraza del primer piso y al segundo nivel, finalizando en la terraza de 30 metros cuadrados. A 18 metros de altura, la terraza de la torre permite una vista excepcional; sin embargo, se encuentra inhabilitada hace muchos años.

Con estas obras se busca revertir esta situación, por lo que será reforzada la estructura de la escalera con nuevos tensores y sobre el portón de acceso al Mirador se instalará un acrílico para evitar el ingreso de palomas.

Además, la terraza será impermeabilizada con membrana geotextil y se pintará su interior con los colores originales. Ya se repararon los distintos descansos que posee la escalera y se trabajó durante esta semana, con la puesta en valor y colocación del antiguo pararrayos.

El rector del Colegio, profesor Ramón Cieri, manifestó que “por gestiones formuladas ante la Municipalidad hemos logrado esta puesta en valor de un espacio que por décadas no estuvo habilitado y, por eso, no formaba parte del circuito turístico-histórico, ni de las actividades del Colegio. Así que para nosotros es un momento muy significativo que nos permitirá trabajar un museo dentro de este espacio”.

El Mirador, testigo de la historia.

Además de la excepcional visual que se tiene al visitar el Mirador, este espacio fue protagonista durante enfrentamientos producidos en la ciudad, considerando que se podía apreciar la llegada de embarcaciones enemigas o el desembarco sobre el riacho Itapé.

Precisamente en esas épocas “los 18 metros del Mirador lo convertían en el espacio más alto. Se podía divisar toda la ciudad y lugares estratégicos para un Colegio que también fue una escuela militar”.

El punto más relevante fue el 21 de noviembre de 1852, cuando “desde este lugar se divisaron las fuerzas de Madariaga y esto permitió que la Convención Constituyente en Santa Fe se desarrollara como estaba pautada; a partir de que Urquiza no debió volver a su ciudad natal para enfrentar a las fuerzas porque la comunidad toda, realizó la defensa de la ciudad”.

Asimismo, estuvo a punto de ser demolido en 1940. La demolición, que había sido dispuesta por el Gobierno Nacional, no se concretó dado que la comunidad educativa y vecinos se movilizaron, derivando en un informe presentado al Ministro de Justicia e Instrucción Pública de la Nación, Dr. Jorge Coll para frenar tal determinación.

Fuente: Municipalidad de Concepción del Uruguay.

Continuar leyendo
Advertisement
Advertisement
Advertisement

Más noticias

Advertisement

Nube de Etiquetas

Las más leídas